Complejo Empresarial MILE 22@

El complejo de oficinas MILE, propiedad de dos fondos de inversión internacionales liderados por FREO GROUP, ocupa una extensión de 6.789,69 m²,  la mayor parte de la manzana conformada por las calles Ávila, Llull y Badajoz en el Distrito 22@ de Barcelona.

El Proyecto redactado por el despacho BCA . Blanch + Conca Arquitectura de Barcelona está subdividido en 2 unidades edificatorias (MILE EAST y MILE WEST), si bien plantea que ambas se construyan en paralelo a pesar de tramitarse como licencias de obras independientes.

Como consecuencia de esta  premisa, la voluntad del proyectista expresa que el diseño de las dos unidades se identifique como un todo en plena armonía de conjunto, dando lugar a un complejo empresarial formado por dos edificios de oficinas independientes entre sí, que comparten los mismos criterios de funcionamiento interno, formales y compositivos, y que cuentan con espacios comunitarios exteriores, privados, para el asueto del usuario.

El edificio MILE WEST de 14.500 m² de edificabilidad máxima sobre rasante tiene una planta regular en forma de U que arranca desde la medianera con la parcela al sur de la calle Àvila con PB+5, quebrando su forma con el chaflán hasta la calle Llull donde progresa, destacando la cubierta ajardinada con pérgola fotovoltáica, hasta girar el último tramo, de PB+6, con fachada al nuevo pasaje interior que le permite distanciarse suficientemente de su edificio hermano, el MILE EAST.

El MILE EAST, con una edificabilidad máxima sobre rasante de 12.500 m², es fundamentalmente un edificio multi-aterrazado de PB+10 en el que destaca en planta el retranqueo que se produce a la altura del chaflán, gracias al cual el Planeamiento del Subsector pretende, y consigue, formalizar un espacio abierto a modo de plaza en este encuentro callejero, sin duda ayudado por el espacio que se abre en la acera de enfrente del mismo Subsector.

El proyecto plantea la construcción de un vaso de contención bajo rasante, común a ambos edificios, que ocupa el total de la parcela y que aloja dos (2) plantas sótano destinadas a aparcamiento de vehículos a motor y bicicletas, así como a zonas equipamentales: auditorio y gimnasios comunitarios.

La superficie construible total del complejo empresarial alcanza, por tanto, los 40.579,38 m².

Siguiendo las pautas y voluntad de la Modificación del PMU del Subsector, el diseño se permite ciertos gestos formales en algunas zonas estratégicas de la planta baja de ambos edificios para favorecer la relación entre el exterior de las calles que los envuelven, las propias plantas bajas de mismos los edificios y los espacios libres del interior de manzana. A su vez, se generan porches de acceso a los edificios allí donde nacen los pasajes que atraviesan la manzana, consiguiendo de este modo que estos pasajes interiores se abran a la vía pública reduciendo su longitud al ampliarlos visualmente y favoreciendo la circulación de los peatones. Asimismo, se retranquean y rompen algunas esquinas del interior de la manzana para ganar amplitud y ensanchar las visuales de estos espacios e intersecciones.

En este sentido, en la confluencia del pasaje interior separador de las dos edificaciones con el frente de Llull se proyectan dos porches a doble altura, uno para cada uno de los edificios MILE EAST y MILE WEST, que permiten enlazarlos a modo de punto de acceso visual al Complejo Edificatorio, actuando a la vez como verdadero punto de encuentro  entre ambos edificios, enfatizando la voluntad de identificar las dos unidades como un solo conjunto arquitectónico, ayudado esta vez por la profundidad visual que permite el pasaje separador.

En los extremos del pasaje principal, que cruza transversalmente de Ávila a Badajoz, también se generan porches, mejorando el contacto entre la edificación y la calle. Así, en la calle Ávila, se aprovecha el paso del pasaje por debajo de la edificación para ampliarlo lo más posible, creando otro porche y generando a su vez un acceso hacia el interior del edificio MILE WEST.

Con el fin de ajustarse a los comprometidos plazos del cronograma general, el proceso de ejecución se ha definido en 2 fases de obra, acogiéndose al artículo 36.4 de la ORPIMO (Ordenanza del Ajuntament de Barcelona para las licencias de obra): (i) una primera fase dedicada al movimiento de tierras, vaso de contención y cimentación; y (ii) una fase posterior, en la que se ejecuta el resto de estructura, arquitectura e instalaciones.

El proyecto ha sido diseñado con la previsión de obtener el certificado LEED New Construction, nivel Platinum; así como el aseguramiento decenal de la estructura y trienal de fachadas y cubiertas.

Nuestra labor consiste en el Project Management integral del proceso inmobiliario, habiendo participado incluso en la selección por concurso del equipo proyectista. Las obras se han iniciado en el tercer trimestre de 2020, tras finalizar los trabajos previos de derribo de preexistentes, estando prevista su entrega en el tercer trimestre de 2022.